Las montañas de la aflicción (Fronteras del infinito). Lois McMaster Bujold

Un sistema sociopolítico que nos podría recordar la Rusia de los zares

fronteras del infinito.jpg

Un bebé que nació con un labio leporino aparece estrangulado en la casa de sus padres. El esclarecimiento de las causas de esa muerte es encargado al joven Miles Vorkosigan, puesto que es el heredero e hijo del señor de las tierras donde sucedió el asesinato.

una tecnología espacial que permite a sus habitantes llevar a cabo viajes estelares y dar saltos en el hiperespacio

Por su ambientación podríamos pensar que estamos ante un relato situado en épocas pretéritas, en algún país feudal, de la tierra. No es así. Nos encontramos en Barrayar, un lejano planeta que hace muchos años fue descubierto y colonizado por los terrícolas, que lo sometieron a un proceso de terraformación. En el mismo se creó un sistema sociopolítico que nos podría recordar la Rusia de los zares o la vieja Prusia de los junkers.

El relato se inscribe en una serie de novelas dentro del subgénero de la novela de ciencia ficción llamada space opera; nos encontramos así que en el planeta Barrayar conviven una tecnología espacial, que permite a sus habitantes llevar a cabo viajes estelares y dar saltos en el hiperespacio, con extensas regiones en las que dominan una economía y prácticas mucho más atrasadas, incluidas las tecnológicas. Esta mezcla explica que el protagonista de la historia llegue hasta el lugar del crimen a lomos de caballo y no en una nave de alta tecnología.

La sociedad de este lejano planeta mantiene una fuerte repulsión contra cualquier ser que consideren mutante; por ello, los niños con alguna tara física de nacimiento no son especialmente bien recibidos. Esta es la situación a la que tendrá que enfrentarse el protagonista, con toda su voluntad y sagacidad, para resolver el horrible infanticidio.

Ese durísimo prejuicio social se vuelca incluso contra nuestro protagonista, que, pese a ser hijo del primer ministro —el conde Vorkosigan, señor de esas tierras—, presenta importantes taras físicas, debidas a un atentado que sufrió su madre mientras estaba embarazada de él, que llevan a buena parte de la sociedad a considerarle un monstruo.

Durante las pesquisas, el joven Miles Vorkosigan deberá extremar su ingenio y sus dosis de penetración psicológica para poder enfrentarse a salvajes prácticas sociales que hoy pueden escandalizarnos, pero que realmente han estado presentes en la sociedad humana.

El relato es llevado por su autora de manera magnífica, pues mezcla lo singular de la situación y el escenario con una profunda capacidad de ahondar en los más intrincados miedos atávicos que pueden estar presentes en cualquier comunidad humana.

El relato tiene una hondura emocional y humanística que no tiene que echar mano de la moral o la ideología para darnos una enorme lección de sensibilidad y respeto por la vida humana.

Este relato, o novela corta, está inscrito en la gran serie de novelas con Miles Vorkosigan como protagonista. Es el primer relato de los tres que conforman el volumen titulado Fronteras del infinito, que sería la segunda entrega de las aventuras de este extraordinario personaje. Como ya señalábamos previamente estas narraciones estarían inscritas en el marco de la ciencia ficción, y más específicamente en la llamada space opera, con historias que podríamos considerar thrillers de aventuras o de espionaje político, pero que en este caso, gracias al talento de la autora, puede también adscribirse al noir más canónico.

Este hecho, la presencia del noir dentro de otro género, no es tan extraordinario, pues, por ejemplo,  dentro de la gran serie de novelas de espionaje que escribió el gran John Le Carré con su incomparable George Smiley como protagonista, la segunda entrega, titulada Un asesinato de calidad, es una novela de intriga detectivesca pura y dura.

Y tampoco es extraño el que en el escenario de la ciencia ficción encontremos relatos de intriga detectivesca o policíaca. En esta línea podemos recordar novelas fantásticas como Carbono alterado, de Richard Morgan, o la celebérrima serie escrita por Isaac Asimov con el detective Lije Baley como protagonista.

En definitiva, les proponemos una estupenda narración de intriga, en la que, dentro de las prodigiosas posibilidades que nos ofrece la ciencia ficción, se nos relata una historia llena de pasión, inteligencia y emoción.

Ediciones B, 2019

Compra en Estudio en Escarlata

José María Sánchez Pardo

Horno perfil anuncio