El expediente Vaterland. Volker Kutscher

El cadáver de un proveedor en las zonas de servicio del Vaterland House, un gran centro de ocio del Berlín de entreguerras

el expediente vaterland.png

La acción de la novela se inicia al encontrarse el cadáver de un proveedor en las zonas de servicio del Vaterland House, un gran centro de ocio del Berlín de entreguerras, ubicado en un legendario palacio de la Potsdamer Platz. Pues nos encontramos en el Berlín de 1932, una ciudad azotada por la crisis económica debida a la gran depresión, y que por otro lado contempla estupefacta como el Partido Nacionalsocialista se está adueñando poco a poco de sectores claves en la vida social y económica del país.

se mezclarán oscuras prácticas comerciales, elementos políticos, y además obligará al comisario Rath a abandonar su habitual terreno de caza

La investigación recae sobre el comisario Gereon Rath de la Alexanderplatz, y ya desde sus inicios presenta unas características que hacen de este caso un asunto complejo y opaco, cuya investigación resultará ciertamente complicada a los policías. En esta pesquisa se mezclarán oscuras prácticas comerciales, elementos políticos, y además obligará al comisario Rath a abandonar su habitual terreno de caza en el urbano y sofisticado Berlín, por unos lugares mucho más salvajes y poco civilizados.

Dentro de la narración, las pesquisas derivadas por el caso criminal, resultan la urdimbre donde se van entretejiendo otras historias referidas a la vida de los personajes, la crítica situación política y social, y la descripción de una región alemana de la que raramente se habla, con unas circunstancias muy especiales, y donde se describirá el auge del nacionalsocialismo dentro de una problemática muy singular.

En este orden de cosas, las peripecias del protagonista le obligan a acudir a la región de Masuria, en el Distrito Oletzko, en lo que podríamos llamar la Prusia oriental, en la frontera con Polonia, y se nos describirá las tensiones administrativas, étnicas y culturales  que los vaivenes fronterizos debidos a los distintos conflictos generaron en esta región, y cómo estos fueron utilizados por los nazis para su penetración en los diversos planos de la sociedad de la zona.

Otro asunto muy importante en la narración es el relato de cómo la Administración republicana y especialmente la prusiana se infectó y fue dominada por elementos nacionalsocialistas, y las purgas que entre los diversos cuerpos funcionariales se llevaron a cabo, siendo los miembros de la Policía uno de los más duramente represaliados. De igual forma se nos informa del papel que grandes sectores conservadores tuvieron en esta nazificación de los diversos estamentos del poder administrativo de la República de Weimar.

Dentro de estos profundos cambios dentro de la sociedad alemana, el papel de las mujeres que pretendían alcanzar puestos tradicionalmente ocupados por varones, queda en entredicho, pretendiéndose que las mujeres alemanas volvieran al hogar y la crianza de la prole. Este tema queda muy bien reflejado en la pareja sentimental del protagonista, la abogada Charlotte Ritter que ve cómo son frustradas sus intenciones de entrar en la Policía como inspectora.

Otra historia que aparece en la narración es la referida al mito de Kaubuk, una suerte de buen salvaje de los bosques, que obligará al urbanita un poco lechuguino Gereon Rath a internarse en pantanosas realidades, bien distintas al glamour y la civilización imperante en su Berlín de adopción. Tenemos que destacar que esta historia tendrá un tremendo desenlace, que significará uno de los finales más dramáticos y hermosos que hemos leído nunca.

Con todos estos elementos la novela resulta una narración apasionante, que con el hilo conductor de una pesquisa policial, es capaz de hacernos transitar por la vida cotidiana de una Alemania inmersa en un momento crítico, se nos relatan extraordinarias historias personales, y se nos muestra una Alemania distinta de los clichés bávaros o berlineses de lo que aprendemos es un país con realidades muy diversas y en algunos casos chocantes. Una magnífica lectura.

Ediciones B, 2019

Compra en Estudio en Escarlata

José María Sánchez Pardo

Estudio en escarlata logo