Los asesinos de Snowtown (2011)

Estos asesinatos fueron perpetrados de forma conjunta entre gente que había sido agredida sexualmente en la infancia

snowtown.jpg

Snowtown tal vez sea una las cintas más crudas de la cinematografía aussie. Esta película del 2011 narra los asesinatos acontecidos en los alrededores del pueblo de Snowtown, al sur de Australia entre los años 1992 y 1999. Todas las víctimas de los asesinatos eran pedófilos, homosexuales o simples yonkis cuyos cuerpos eran introducidos en barriles. Estos asesinatos fueron perpetrados de forma conjunta entre gente que había sido agredida sexualmente en la infancia o gente temerosa de los pedófilos y la pasividad de las fuerzas del orden con éstos.

comienza así una espiral de crímenes y locuras pues estos asesinos actúan como el Juez Dredd, son jueces, jurados y verdugos

De forma diacrónica la película nos muestra la historia desde el punto de vista de uno de estos asesinos: Jamie Vlassakis (interpretado por Lucas Pittaway), el más joven de los asesinos. A través de sus ojos vemos las agresiones recibidas por parte de su vecino (en una secuencia realmente terrorífica en la que el vecino les fotografía a sus hermanos y a él desnudos) e incluso es violado por su hermano mayor. Su vida cambia cuando llega John Bunting que se enamora de su madre y se encargará de castigar a todos aquellos pedófilos de la zona. Comienza así una espiral de crímenes y locuras pues estos asesinos actúan como el Juez Dredd, son jueces, jurados y verdugos. Todo aquel que no se ajuste a su canon de persona normal es brutalmente asesinado y no se escapan de aquí homosexuales, mendigos o yonkis.

El director Justin Kurzel, que posteriormente daría el salto a Hollywood con cintas como Macbeth o Assassin’s Creed, nos presenta una historia desoladora en un panorama casi apocalíptico. La Australia de la película se aleja de lugares comunes y nos la presenta como una Australia oscura, llena de grises, en la cual los individuos son olvidados por la sociedad y que tienen que malvivir en barrios ruinosos o parques de caravanas. Nos encontramos ante una cinta de duro visionado ya que se combina escenas totalmente asépticas y frías con otras de extrema violencia. La sangre por sangre no existe en esta película, todo tiene que ver con la carne. La carne se pervierte y con ella la persona, estos asesinos de Snowtown no sólo buscan hacer desaparecer a estos pervertidos sino que buscan la total destrucción del cuerpo y con ello, del alma y la memoria.

Los personajes de Snowtown gozan de una gran profundidad, no hay blancos ni negros, todo es gris, casi pálido. Nunca acabas de saber qué piensan ni cómo actúan los personajes del film. Ellos mismo no saben de qué parte ponerse en este debate ético que es extensible a nuestra sociedad. El debate de cómo hay que actuar con estos casos de pedofilia, la postura de los protagonistas es acabar con ellos pero a su vez vemos cómo se pervierte esta idea: ¿Y si ya no son sólo los pedófilos con los que hay que acabar? ¿Y si hay elementos en la sociedad que a ciertos grupos les disgustan y hay que acabar con ellos? Parece que tomarse la justicia por su mano no es la solución.

Snowtown es una película visceral, no apta para todas las audiencias. Aunque el principal tema gira en torno de la pederastia y los asesinatos, es una película profunda que posee muchos temas de fondo como por ejemplo la ausencia de la figura paterna, la ausencia de poder judicial o la adolescencia.

Duvid Mdd

* * * * * * *

crimenes-celebres

Tit. Orig: Snowtown. Australia, 2011. Director: Justin Kurzel. Guión: Justin Kurzel, Shaun Grant. Música: Jed Kurzel. Fotografía: Adam Arkapaw. Intérpretes: Lucas Pittaway, Daniel Henshall, Craig Coyne, Louise Harris

El crimen no necesita de mayor justificación. Simplemente nos fascina e hipnotiza, nos atrapa, nos obliga a seguir mirando…

El equipo PRÓTESIS te trae el comentario crítico de las mejores películas célebres y sangrientas.

Este ensayo colectivo es obra del equipo para el monográfico Crímenes Célebres, editado por Reino de Cordelia en 2018

Tit. Orig: Snowtown. Australia, 2011. Director: Justin Kurzel. Guión: Justin Kurzel, Shaun Grant. Música: Jed Kurzel. Fotografía: Adam Arkapaw. Intérpretes: Lucas Pittaway,  Daniel Henshall, Craig Coyne, Louise Harris