No solo morir. Ted Lewis

Una indagación que llevará a la  banda a durísimos interrogatorios

no solo morir.jpg

George Fowler es uno de los grandes capos en el mundo de la pornografía en Gran Bretaña. Tiene una organización sólida, y tiene los suficientes contactos, como para ofrecer a sus clientes los productos que deseen, por aberrantes y siniestros que estos puedan ser.

un delicado retrato del protagonista y los que le rodean

Pero su magnífica máquina presenta un problema. Las cuentas empiezan a no cuadrar, y Fowler decide no consentir con ello. Pese a las voces que le aconsejan contemporizar con el problema, se lanza, acompañado de su pareja Jean, a una indagación en la que someterá a los integrantes de su  banda a durísimos interrogatorios.

Por otro lado la narración nos presenta la vida de George Fowler unos meses después, que está escondido en una casa de la pequeña localidad costera de Mablethorpe, que resulta un lugar casi fantasmal, pues está en temporada baja, y prácticamente todos sus establecimientos están cerrados. Parece que a Fowler se le ha cambiado la suerte, y su vida corre peligro, por lo que ha de esquivar a la gente, cambiando de aspecto y de nombre.

cómo se obtienen materiales propios del porno más despiadado y las películas snuff

Estos dos momentos de la vida del protagonista se nos van ofreciendo mediante pequeños capítulos, que se van alternando, en una doble narración que se engarzará al final de la novela. Esta fórmula narrativa nos obligará a seguir una historia de la que se nos va dando información poco a poco, de tal forma que el problema, o más bien los problemas del protagonista, se nos van mostrando en pequeñas dosis, y en el interim, se nos va ofreciendo un delicado retrato del protagonista y los que le rodean. Pues la novela gira alrededor de dos momentos fundamentales de Fowler, pero de paso se nos ofrece un minucioso relato de su vida y sentimientos, así como una acerada descripción de los diversos personajes que se mueven en su ambiente.

Entre estos últimos destacan las presencias de dos mujeres fundamentales, Jean y Lesley. La primera es la pareja de Fowler, de la que se destaca su progresiva introducción en el mundo del sexo y la violencia, y cómo se va convirtiendo en algo más que la pareja del gánster, al ir ocupando los roles de ser su socia y compañera de fantasías sexuales. La segunda es una joven cantante que atrae la atención del protagonista en su retiro a la orilla del mar, pero que está extrañamente relacionada con su pasado.

El autor nos va desplegando el relato con un tempo y con la construcción de una atmósfera singular, bastante austera, en la que resuenan sus espléndidos diálogos y los pensamientos del protagonista. Como en otras obras de este autor, la violencia aparece de forma dura, pero sin alharacas. Logrando una atmosfera de inquietud notable.

Dadas las actividades criminales del protagonista, se nos hace un somero cuadro del mundo de la pornografía y sus segmentos, relatándonos cómo se obtienen materiales propios del porno más despiadado y las películas snuff.

Finalmente hemos de destacar la descripción de la vida cotidiana de los delincuentes, y de lo que les rodea, abogados, policías, con los que mantienen unas conexiones, que les hacen uno más de los miembros de las bandas delictivas. Como ya se nos relataron en las novelas protagonizadas por Carter, se nos relatarán las luchas de poder entre distintas bandas, y como se destrozan por saltarse los presuntos límites geográficos o de actividad de dominio de cada una de ellas.

Todo esto resulta en una magnífica novela negra, pero que muy negra, con un toque de tragedia, que hace de su lectura algo adictivo por la inquietud y apasionamiento que transmite.

Sajalin, 2018

Compra en Casa del Libro

José María Sánchez Pardo

Cordelia Caso Greene