El club de los suicidas (2007): Contratar un asesino a sueldo

Roberto Santiago rompe tópicos en una doble dirección: adapta libremente un relato del británico Robert Louis Stevenson y en lugar de dejarse tentar por las brumas victorianas, lo reconvierte al sainete y al esperpento castizo. El resultado es una inteligente y humana comedia negra que se atreve con un tema tabú. Ahí es nada.

David G. Panadero conduce esta Sesión Prótesis.

Estudio en escarlata logo