Las poquianchis (1976)

Uno de los casos más famosos de asesinos en serie de México

poquianchis.jpg

En 1964 son arrestadas en el estado de Guanajuato, México, las hermanas Delfina, María de Jesús, María del Carmen y María Luisa González Valenzuela, conocidas bajo el nombre de “Las Poquianchis”. Son acusadas de numerosos cargos como por ejemplo: tráfico de personas, abortos ilegales, corrupción de menores, privación ilegal de la libertad, soborno y homicidio (con más de 90 cadáveres encontrados). “Las Poquianchis” es uno de los casos más famosos de asesinos en serie de México. Lo cual no pasó desapercibido para el realizador mexicano Felipe Cazals que realizó un film inspirado en estos hechos, titulado con el mismo pseudónimo de estas hermanas, Las poquianchis.

dinero, crimen, poder y miedo van de la mano

En este film rodado en 1976 se intenta recrear e intentar dar una explicación a los atroces crímenes cometidos por las hermanas González Valenzuela. La película se desarrolla a través de tres ejes temporales que se van intercalando. El primer eje transcurre en los años 50, la acción está rodada en un tono sepia, en los parajes más desérticos de Guanajuato y se nos muestran las revueltas acontecidas entre los campesinos y los terratenientes, los primeros han perdido sus tierras de forma dudosa ante los segundos y la pobreza inunda la región. Esta insostenible situación de injusticia y hambre hace que muchas familias tengan que vender a sus hijas a “respetables” familias para que se encarguen del hogar, engañados. Estos padres no saben el cruel destino que les espera a sus hijas. El segundo eje nos lleva a los años 60. Tras ver el periodo de captación de las chicas, vemos cómo son vejadas en el Bar Poquianchis. Prostitución, palizas, condiciones higiénicas infrahumanas son algunas de las situaciones que viven estas chicas. Por último el tercer eje nos lleva a los años 70, en el momento de detención y juicio de las hermanas. En el segundo y tercer eje vemos cómo se construye este entramado, cómo las Poquianchis van haciendo amistad con las autoridades del lugar ya sea bien a través del prostíbulo, sobornos o amenazas.

Uno de los elementos más interesantes e impactantes del film es ver la perversidad y astucia con la que actuaban las Poquianchis. Ya que no solo ejercen los malos tratos, sino que hacen que las muchachas encerradas despierten envidias entre ellas y que muchas veces ellas son las ejecutoras de los crímenes. Mientras tanto la sociedad cierra los ojos y parece que bien o están en el ajo o tienen miedo de denunciar. Dinero, crimen, poder y miedo van de la mano de nuevo.

Destacaremos el buen ritmo de la película y la notable labor de montaje ya que los tres ejes de acción citados anteriormente se van intercalando continuamente que genera la atención del espectador durante todo el visionado. Pese a todo no es una película perfecta ya que se pueden notar ciertos excesos en la cinta. Debemos citar la cantidad ingente de personajes que rondan durante película, lo que dificulta la comprensión de la trama por momentos. Tampoco ayuda la elección de ciertas escenas de la película ya que pese a que parezca que están aportando momentos importantes a la trama, entran y salen de forma esporádica y sin mucho sentido, se ignora quiénes son ciertos personajes y las relaciones entre ellos. Por momentos la película parece querer mostrarnos simplemente un catálogo de atrocidades, pese a todo, esta película es interesante para todo aquel apasionado de la crónica negra ya que nos traslada a un contexto sociocultural atípico con unos crímenes crudísimos.

Duvid Mdd

* * * * * * *

crimenes-celebres

Tit. Orig: Las poquianchis. México, 1976. Director: Felipe Cazals. Guión: Tomás Pérez Turrent, Xavier Robles. Música: José Elorza. Fotografía: Alex Phillips Jr. Intérpretes: Malena Doria, Leonor Llausás, Ana Ofelia Murguía, Diana Bracho

El crimen no necesita de mayor justificación. Simplemente nos fascina e hipnotiza, nos atrapa, nos obliga a seguir mirando…
El equipo PRÓTESIS te trae el comentario crítico de las mejores películas célebres y sangrientas.

Este ensayo colectivo ha sido realizado por el equipo para el monográfico Crímenes Célebres, editado por Reino de Cordelia en 2018