El Berlín de entreguerras en las novelas criminales (I)

En poco más de 20 años, dos guerras mundiales, la inestabilidad y la pobreza tambalearon la vida alemana. Se fortaleció el crimen organizado. Surgieron los cabarets, la producción cinematográfica, nuevas costumbres sexuales… Terreno fértil para la ficción…

 

**monográfico: ciudades del crimen

Por José María Sánchez Pardo

putsch

La Alemania de entreguerras (1918-1939) y especialmente su capital, Berlín, son las protagonistas de estas páginas. Nos acercamos a esa ciudad y época a través de novelas de temática criminal. Se han escrito multitud, debido al extraordinario interés de la época y a sus muy especiales circunstancias. Como apéndice, ofrecemos una breve mención de autores alemanes no traducidos.

las tensiones provocadas por las luchas electorales, y las venganzas consecuentes

En los poco más de veinte años que transcurrieron entre las dos guerras mundiales, la inestabilidad, la pobreza, el crudo enfrentamiento entre movimientos revolucionarios y contrarrevolucionarios, crearon el caldo de cultivo para que la violencia y el crimen fuesen un elemento cotidiano en la vida alemana.

Destaquemos algunos aspectos de aquella época para comprender mejor estas novelas. Hablamos de una Alemania que ha perdido la Primera Guerra Mundial, sin haber sido realmente derrotada ni humillada. Eso sí, ha vivido con mucha frustración las condiciones del Armisticio, ya que en el Tratado de Versalles (28-06-1919) los Aliados, a instancias fundamentalmente de Francia, impusieron a Alemania unas durísimas reparaciones económicas y territoriales. Especialmente la pérdida de Alsacia y Lorena. Todo ello genera afán de venganza que dará pie a manipulaciones.

Entretanto el marco político cambia, pasando de un régimen de monarquía constitucional bajo la fórmula de Imperio a una república democrática, la llamada República de Weimar (1918-1933). Las tensiones provocadas por las luchas electorales, y las venganzas consecuentes serán usadas como telón de fondo y nodo de muchos relatos criminales.

rosa-luxemburgo.png

En esta época se da una intensa marea revolucionaria, pues la Revolución soviética de 1917, que tuvo un fuerte influjo en toda Europa, impactó especialmente en Alemania. Las luchas del partido comunista (KPD) y del partido socialdemócrata (SPD) con grupos más conservadores –y también sus cruentos conflictos intestinos-, son temas comunes en muchas novelas. Las huelgas, las luchas callejeras y las tensiones sociales fueron muy importantes y virulentas. Y no podemos olvidar la figura de Rosa Luxemburgo, cuya trágica y oscura muerte ha aparecido en algunas narraciones.

pese a la pobreza, Berlín se convierte en el centro de la cultura hedonista y alternativa

Durante estos años, la miseria y el hambre afectaron con terrible crudeza a la mayoría de la población. Si a principios del siglo XX ya había segmentos desfavorecidos de la ciudadanía, las repercusiones de la Primera Guerra Mundial, agravadas por las durísimas compensaciones materiales impuestas por Francia, generaron una situación catastrófica para los ciudadanos. Y cuando la situación comenzó a mejorar, gracias a la estabilización del marco a partir de 1923, el crack de 1929 volvió a imponer el desempleo y el hambre. El caldo de cultivo resultante dará mucho juego para justificar gran variedad de delitos y crímenes.

Como no podía ser de otra manera, el crecimiento y obtención del poder político por el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP) es un tema que aparece en buena parte de estos libros, tanto como fenómeno social como por la importancia que tuvo para la administración policial pues, al llegar al poder los nazis en 1933, fueron expulsados todos aquellos miembros de la policía que no se consideraban afines a dicho movimiento.

El tema del antisemitismo y la persecución de los alemanes de origen judío también aparecerá en estas novelas, tanto por ser un sentimiento extendido en parte de la población como por mostrar las prácticas represoras y exterminadoras de los nazis. Y muy interesante será también el tratamiento literario de las luchas personales dentro de los grupos de extrema derecha.

El cambio social que se dio en estos años se ve igualmente reflejado en estas novelas, sobre todo en Berlín, ciudad que pese a la pobreza se convierte en un centro de vida hedonista y alternativa. La bohemia, la pornografía y nuevos hábitos de conducta social y sexual aparecen en muchas historias y dan lugar a gran número de tramas criminales.

dracula-intro-nosferatu.jpg

Las novelas también se hacen eco del mundo cinematográfico. El surgimiento de grandes productoras, el trasiego de actores y actrices y los mil y un personajes, algunos especialmente singulares y hasta siniestros, estarán presentes en buena parte de las series que comentamos.

la policía berlinesa consiguió entonces implementar métodos de investigación que la acercaron a la actual policía científica

Estas novelas nos muestran facetas de la vida cotidiana de un país, y especialmente de su capital, en las que alternan la miseria del pueblo y la riqueza de los privilegiados. Reflejan la modernidad que llega: objetos de consumo, arquitectura, diseño… Es recurrente la queja de los personajes respecto al mobiliario moderno. En estos relatos encontramos muchísimas anécdotas sobre la intrahistoria de esos años.

La presencia de personajes históricos reales de mayor o menor importancia es constante en estas novelas. Aparecen como protagonistas u ocupan lugares periféricos en las tramas, pero de todos ellos se nos dará una información muy precisa que no suele aparecer en las biografías habituales. Los conocemos en sus ámbitos más privados, lo que nos desvelará muchos matices sorprendentes.

Respecto a la criminalidad de la época, los casos son muy variados, aunque las tensiones políticas y las prácticas de los seguidores de Adolf Hitler son muy recurrentes.

La mayoría de los protagonistas de estas series son policías (comisarios o inspectores), exceptuando a una periodista de sucesos y las épocas en que un antiguo comisario de la Kripo berlinesa tiene que pasarse al sector privado, bien como detective de hotel o como investigador privado, tras la llegada de los nazis al poder.

Unida a la importancia que la policía, y especialmente la berlinesa, tiene en esta literatura, es lógica la omnipresente presencia de la gran sede del Praesi di um de la policía berlinesa, en su mamotrético edificio de la Alexanderplatz. Porque es famosa la eficacia de la policía berlinesa del momento, tanto que consiguió implementar modernos métodos de investigación que la acercaron a la policía científica de nuestros días.

platz.jpg

El problema de las disputas entre facciones políticas dentro de los miembros de la policía es también un tema recurrente de estas novelas, al igual que la muy delicada situación de los policías de origen judío.

canónicas novelas policíacas con casos e investigaciones apasionantes

Finalmente, un asunto sorprendente para nosotros ha sido conocer a través de estos relatos la presencia y poder de grandes bandas delictivas en la ciudad de Berlín, sobre la cual tuvieron un poder efectivo, sin que la policía lograra erradicarlas.

Pero nuestra sorpresa es aún mayor con la presencia de gánsteres extranjeros, fundamentalmente norteamericanos, que durante todo este período -antes y durante el período nazi- hicieron muy lucrativos y criminales negocios.

Con todos estos mimbres, se han construido durante los últimos años un gran número de novelas magníficas que, siendo espléndidas y canónicas novelas policíacas con casos e investigaciones apasionantes, también nos regalan un veraz documental histórico sobre toda una época y sus gentes, de las que teníamos unos conocimientos escasos y estereotipados, logrando crear historias y personajes inolvidables.

Destacamos a siete autores que en su mayoría han escrito varias novelas con un mismo personaje. Seguramente hemos dejado algunas novelas en el tintero, pero hemos intentado ser exhaustivos.

Continuará…

Horno perfil anuncio